Hace mucho tiempo que dejé de comprar las salsas para pizzas y espaguetis que venden en el mercado y la hago fresca en casa, ya sea con tomates maduros o con tomates enlatados. Los primeros vuelan porque me encantan en ensalada, pero siempre tengo latas de tomates enteros o picaditos en la despensa. No sólo